Es el paisaje cultural y artístico de Jamaica por excelencia. Kingston es pura vitalidad, un derroche de energía que la convierte en la capital política, económica y social de la isla.



  • Spanish town square: Sigue los pasos de un conquistador, pirata, gobernador o esclavo. En esta magnífica plaza georgiana, el pasado se puede revivir en el presente.

  • Devon House: Si desas degustar los mejores helados, pasteles y cocina gourmet de la ciudad, así como ir de compras a las mejores tiendas, visita Devon House, el edificio más emblemático de Kingston.

  • Restaurantes: Los platos típicos se combinan con delicias internacionales en escenarios tan dispares como elegantes bistrós y restaurantes de carretera. Acude durante la semana de los restaurantes y disfruta de los exquisitos platos gourmet por un precio muy inferior al habitual. Cuando el sol se pone, la cara salvaje de Kingston cobra vida. Las fiestas al aire libre, los bailes callejeros y las discotecas vibran con los ritmos más hipnóticos.

  • Vida Nocturna: Cuando el sol se pone, la cara salvaje de Kingston cobra vida. Las fiestas al aire libre, los bailes callejeros y las discotecas vibran con los ritmos más hipnóticos.

  • Recorrido en bicicleta por la montaña azul: Satisface tus sentidos en las brumosas Montañas Azules con su brisa fresca, su café de prestigio internacional, sus impresionantes vistas al valle, los cantos de los pájaros y la dulzura de sus pinos.